Claves para adaptar tu menú delivery y take away a alergias e intolerancias.

claves para adaptar tu menu delivery y tak away a alergias e intolerancias

Cuidar la salud y el bienestar de nuestros clientes debe ser siempre una prioridad. El auge de la comida a domicilio o para llevar, también supone la necesidad de poner especial atención en la provisión de alimentos en este nuevo servicio. La comida y la bebida deben llegar al lugar donde se vayan a consumir en el mismo estado en el que se consumirían en el interior de cualquier establecimiento, lo que implica considerar de la misma manera las posibles alergias e intolerancias que puedan tener o desarrollar nuestros consumidores. 

¿Sabes cuáles son los alérgenos más comunes en la alimentación?

En primer lugar, es imprescindible que como dueños o trabajadores de un bar o restaurante, tengamos claro en nuestra mente los principales alimentos que causan alergias e intolerancias más frecuentemente

  1. Alérgenos de origen animal: 
  • Leche de vaca y sus derivados.
  • Huevo.
  • Pescado, especialmente: bacalao, merluza, lenguado, gallo,sardina, boquerón y atún.
  • Moluscos y crustáceos.
  1. Alérgenos de origen vegetal
  • Legumbres, principalmente: soja, cacahuetes y altramuces.
  • Cereales como: harina de trigo, cebada y centeno.
  • Gluten.
  • Frutos secos de cáscara.
  • Semilla de sésamo.
  • Mostaza.
  • Hortalizas: apio. 
  1. Intolerancias: a la lactosa y al gluten. 

En segundo lugar, es importante conocer la normativa para indicar el uso de estos productos en la elaboración de nuestros platos para delivery y take-away. De hecho, es obligatorio indicar la presencia de alguno de estos alimentos mediante una tipografía o señalización que destaque y se diferencie. Esta señalización debe estar localizada en una etiqueta o cartel junto al plato de forma que sea accesible para todos los usuarios, legible y perfectamente visible.

 De la misma manera, se permite realizar esta advertencia de la presencia de ciertos tipos de alimentos oralmente a través de los camareros o el personal que toma nota de los pedidos, pero siempre que exista adicionalmente por escrito o en formato electrónico a disposición de todos los consumidores.

4 consejos para dar un buen servicio a nuestros clientes con intolerancias y alergias alimentarias: 

  1. Detalla los ingredientes de tus platos:

Tener nuestra carta ordenada y con claridad es fundamental para ofrecer un buen servicio y para que nuestros clientes puedan visualizar correctamente nuestros platos. Para ello, debemos tener detallados en nuestras cartas los ingredientes que conforman cada uno de nuestros platos. 

Además, será de mucha utilidad y necesario que todos nuestros trabajadores conozcan la composición de los platos y los ingredientes con mayor probabilidad de producir alergias o intolerancias para que así puedan localizar rápidamente las necesidades del cliente.

  1. Separar los ingredientes y señalizarlos: 

Es importante que tengamos especial cuidado con la manera de emplatar los productos a la hora de preparar el pedido. Todos los platos deben de estar bien empaquetados herméticamente de manera que no se produzcan mezclas de ingredientes de unos platos a otros durante el transporte. Además, siempre que un cliente requiera incluir uno de los ingredientes del plato por separado, debemos de hacerlo correctamente en un envase distinto. 

Podemos tratar de diferenciar los ingredientes potencialmente alérgenos del resto mediante colores o cambios en la tipografía tanto en nuestra carta como en el exterior de los envases que lo incluyan. 

  1. Ofrecer un apartado o bloque de comentarios:

Para asegurarnos que nuestros clientes recuerden advertirnos acerca de sus alergias e intolerancias cuando pidan un plato mediante nuestro servicio de comida a domicilio-para llevar, será muy intuitivo señalizar un cuadro donde invite al usuario a indicar sus preferencias respecto a los platos y sus posibles alergias e intolerancias

  1. Agrupar los platos dentro de la carta: 

Por último, la distribución de los platos a lo largo de la carta en función del tipo y características de los alimentos, impedirá que haya confusiones a la hora de elegir un plato u otro. Podemos dividir nuestra carta en: platos para celíacos, cartas libres de frutos secos, platos elaborados sin huevos y también en secciones: pescados, carnes, ensaladas, postres, postres sin leche, etc.

Regístrate para para descargar materiales para activar el delivery y mantenerte al día de las novedades de Bartalent Lab.
¿Ya estás registrado? Inicia sesión