Packaging para delivery: pautas para elegir el tipo adecuado

Ya está aquí nuestra Guía de Packaging para Delivery, perfecta para que tu servicio de envío a domicilio se convierta en un éxito.  El servicio delivery debe cuidar los detalles y uno de estos detalles, que además tiene una importancia crucial para el disfrute del pedido, es el packaging. Este término, procedente de la lengua inglesa hace referencia al paquete, envase o embalaje de un producto. En este caso, de nuestros platos.

Se trata de lo primero que verán los consumidores cuando hagan un pedido a nuestro restaurante. En este artículo te damos las claves para un correcto packaging.

¿Por qué es importante elegir un packaging adecuado?

Como decíamos, es crucial elegir un buen diseño de packaging para el restaurante.  Y la clave de su importancia se basa en dos razones principales:

  • Asegura que el pedido llegue en condiciones óptimas.
  • Refleja el estilo y la imagen de marca de nuestro negocio.

No estamos ante algo complementario, sino ante algo que debe ocupar un cuidado central a la hora de plantear la ejecución de nuestro servicio de  delivery. El servicio de comida a domicilio sigue creciendo y evolucionando; y también lo hace el packaging de los pedidos para adaptarse a las necesidades de nuestro producto y de nuestros clientes. La Guía de Packaging para Delivery te permitirá establecer un buen servicio de Delivery de manera que cuando tus clientes reciban sus pedidos, disfrutarán de los distintos platos de tu carta con la misma calidad que si estuvieran presencialmente en tu restaurante.

 

4 cualidades que ha de tener el packaging de tu delivery

Hay que tener en cuenta una serie de puntos básicos para elegir o diseñar un buen packaging. Son los siguientes:

 

1.    Resistencia e impermeabilidad.

El primer objetivo del packaging es hacer transportable nuestra comida. Es por este motivo que el packaging ha de tener como condición mínima una buena resistencia. Y que pueda así la comida aguantar fácilmente el viaje hasta el domicilio. Que no se abra con facilidad y que no se abolle ni cambie su forma el calor o el frío de los productos. Acompañando a la resistencia está, obviamente, la impermeabilidad. Nuestros platos tienen salsas, líquidos y grasas que no pueden traspasar el recipiente.

Por otra parte, como cualidades más allá del propio envío, lo ideal sería que el envase también fuese apto para microondas y congelador. No obstante, estas características no siempre son posibles y desde luego son menos prioritarias.

 

2.     Ligereza: base de la comodidad

La ligereza influye mucho en la comodidad tanto la del repartidor como del cliente. Cuanto más ligero sea el packaging, menos aparatoso más fácil de transportar será. Normalmente un packaging ligero es también más barato y más sencillo de almacenar.

 

3.    La sostenibilidad: un valor en auge

Cada vez hay más personas concienciadas con las cuestiones relacionadas con la sostenibilidad ambiental. No estamos ante una mera moda sino ante un valor que crece día a día y que seguirá consolidándose en los próximos años.

Elegir un packaging sostenible reducirá el impacto del envío y repercutirá favorablemente en la opinión de los clientes hacia el restaurante.

 

4.    Originalidad: factor diferencial

Como decíamos anteriormente, el packaging también puede ser un medio en el que representar la creatividad y la imagen de marca del restaurante. Es como la fachada de un edificio. Si consigues sorprender con un diseño imaginativo, se convertirá en uno de los factores diferenciales de tu servicio de delivery.

En una línea similar, no hay que olvidar que el packaging informa sobre nuestra marca. Es un reflejo de nuestros valores y de nuestra atención al detalle. ¿Cómo definirías la cocina de tu restaurante? ¿O el ambiente que en él se respira? ¿Cómo es tu clientela? Todo ello puede ser una inspiración para definir la estética del packaging.

Además, vivimos en la era de las redes sociales. Un diseño de packaging original puede incentivar que nuestros clientes compartan en sus publicaciones el pedido que acaban de recibir. Así pues, funciona también como un reclamo publicitario.

Accediendo a esta Guía de Packaging para Deliverypodrás descubrir y tener en tu poder las principales claves que todo restaurante debe tener en cuenta a la hora de ofrecer un servicio Delivery o Take Away de calidad y que por ello, suponga para todos vuestros futuros clientes una experiencia especial e inolvidable que deseen repetir y compartir.

Tipos de envase según los alimentos a enviar

En una carta de delivery hay normalmente una gran variedad de consistencias, volúmenes y texturas. Por lo tanto, es más óptimo tener también una variedad de envases que se adapten a las distintas características de los platos. En nuestra Guía detallamos el material, tamaño y tipo de cierre de los envases de vuestros platos, modos de emplatado, tipos de empaquetado y nuestras 4 recomendaciones extra para ofrecer un servicio de Delivery excelente en tu restaurante.

 

Más allá del packaging como trámite

El packaging para delivery no es sólo un trámite ni simplemente el envoltorio de nuestros platos, es también un medio con el que comunicarnos con nuestros clientes y cuidarlos, un elemento que puede ahorrarnos costes en los pedidos y afectar enormemente en cómo la clientela disfruta de nuestros platos.

Su diseño nos plantea muchas oportunidades como hemos podido comprobar en este artículo. Pensar en nuevas maneras de optimizarlo y personalizarlo es una tarea que todo establecimiento ha de realizar.  

¡Entra en nuestra Guía de Packaging para Delivery y aprovecha esta oportunidad de mejora! Podrás encontrar todas las características fundamentales que debe tener un packaging para ofrecer una perfecta presentación, además de detalles distintivos que puedes añadir para diferenciar tu servicio del resto de establecimientos de tu alrededor.

Regístrate para para descargar materiales para activar el delivery y mantenerte al día de las novedades de Bartalent Lab.
¿Ya estás registrado? Inicia sesión